Se trata de una capacitación abierta a la comunidad, que se realizó en el Salón de las dos Constituciones de la Legislatura. En la jornada presentaron los aportes de la medicina para la prevención y sanción de la tortura.

Las disertaciones estuvieron a cargo de la directora del Observatorio de Cárceles Federales de la Procuración Penitenciaria de la Nación, Marta Monclús Masó; de la subdirectora general de la Dirección General de Protección de Derechos Humanos de ese organismo, Andrea Triolo; y de la integrante de dicho observatorio, Bernarda García.

La actividad estuvo dirigida a integrantes de los mecanismos locales de prevención, de la delegación provincial de la procuración nacional, de organizaciones no gubernamentales, médicos y personal penitenciario.

Durante la apertura de la capacitación, el presidente de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura, Eduardo Magno Scherer, informó que “el Protocolo de Estambul es un manual con muchos términos de tipos médicos que establece lineamientos generales básicos de acuerdo con los estándares nacionales, que van a permitir hacer una valoración médica y psicológica de las personas que aparentemente pudieron haber sido pasibles de algún trato inhumano, alguna tortura o algún maltrato”.

FUENTE: Enfoque Misiones